Desde finales del siglo XIX es uno de los principales centros mundiales de comercio y finanzas. Nueva York está considerada como una ciudad global, dadas sus influencias a nivel mundial en los medios de comunicación, en la política, en la educación, en el entretenimiento y la moda. La influencia artística y cultural de la ciudad es de las más fuertes del país.

Es una ciudad mágica que no tiene comparación con ninguna otra del mundo, es moderna y cosmopolita, agitada pero también entrañable, tiene todo lo que un turista busca.

El clima en Nueva York está muy marcado según las estaciones del año, siendo bastante extremo durante el verano y el invierno.

En verano las temperaturas rondan los 25° o 30°C, aunque no parecen muchos grados, la realidad es que con la humedad es un calor bastante asfixiante.

Por contra en invierno  las temperaturas máximas rara vez superan los 5°C, siendo bastante alta la probabilidad de nevadas.

Por tanto, si se puede elegir, las mejores épocas para visitar Nueva York son primavera y otoño.

Concretamente en los meses de abril, mayo, septiembre y octubre, hace una temperatura ideal para ir de turismo por Nueva York.